MENÚ

01.02.2015

5 consejos para ahorrar en la reparación de tu electrodoméstico.

5 tips ahorrar en reparacion electrodomesticosNo tengas miedo, aquí te doy 5 consejos útiles para que la reparación de tu electrodoméstico te salga lo mas económica posible.

Llegó el temido momento en el que vas a poner la lavadora y no quiere encenderse, abres el frigorífico y no enfría o vas a cocinar y la vitrocerámica no calienta. Conserva la calma y presta atención a estos consejos.

    1. Verifica que la avería es real. 
      En ocasiones hacemos algo inusual sin darnos cuenta, comprueba que no has hecho nada fuera de lo habitual. Es posible que hayas pulsado algún botón accidentalmente, que el enchufe haya dejado de funcionar y el electrodoméstico no tenga alimentación eléctrica o que el aparato en cuestión se bloquee por motivos de mantenimiento o por seguridad. Revisa el manual de usuario. ¿Manual de usuario?¿Donde estará? Si lo has perdido o no lo encuentras ayúdate con la web del fabricante.
    2. Solucionalo tu mism@.
      Si con el consejo 1 te has dado cuenta de donde viene el problema,  solucionalo. Limpia filtros, sigue las instrucciones de mantenimiento del manual o desenchufa, espera unos minutos y vuelve a enchufar (en el caso de que el enchufe esté inaccesible, corta alimentación en el cuadro eléctrico de la casa, ¡ojo! si tienes dudas un consejo, bajalos TODOS: los magnetotermicos, diferencial, limitador, etc. Espera unos minutos y vuelve a subirlos todos.
    3. Revisa la garantía.
      Es posible que tu electrodoméstico tenga 2 años o menos, busca la factura, el SAT (Servicio de Asistencia Técnica) oficial la requerirá para comprobar que está en garantía, si no la encuentras, contacta con el comercio donde compraste el electrodoméstico para que te la faciliten. Hay fabricantes que promocionan sus electrodomésticos con ampliaciones de garantía, si es tu caso estás de suerte. Pero OJO, lee bien la letra pequeña, ya que, en muchos casos la garantía no cubre la totalidad de la reparación. Para salir de dudas pregunta qué coberturas tienes en el servicio de atención al cliente de tu fabricante. Hay marcas que incluso con menos de 2 años no cubren desplazamiento y mano de obra.
    4. La búsqueda del técnico.
      Llegados a este punto deducimos; no tengo ni la mas remota idea de que le ocurre al aparato en cuestión y estoy seguro de que no está en garantía. De esta decisión depende el coste de tu reparación. Mucho cuidado con google, si bien es cierto que podrás encontrar infinidad de servicios técnicos en un buscador vía web, la mayoría de los que encontraras en la primera página dicen ser oficiales cuando NO SON SAT OFICIALES y además tienen cobros abusivos, (he llegado a ver facturas de 90€ por cambiar una simple maneta/tirador de una lavadora), esto me indigna mucho, daña la profesionalidad de técnicos muy cualificados y nos da una mala imagen, hablaré largo y tendido de ello en otro artículo.
      Pues bien, tienes 2 opciones, llamar al servicio oficial (buscar aquí) cuyos precios son algo elevados pero fiables, suelen ser algo lentos, depende del fabricante. O contactar con un técnico de confianza, no oficial, pero profesional, a eso nos dedicamos en www.misat.es, ponemos en contacto al usuario con una gran variedad de profesionales dedicados a eso que necesitas. Siempre, siempre, pregunta al técnico cual es su tarifa por desplazamiento y mano de obra, así no nos llevamos el susto. En cuanto encuentres a ese técnico profesional, barato, rápido y eficaz hazte con el, será tu tranquilidad en un futuro, porque créeme mas tarde o mas temprano se te romperá “lo que sea”.
    5. Facilita el trabajo al técnico.
      Para reducir lo mas posible el coste en la factura de la reparación, hazle la vida mas fácil al técnico, el no tiene la culpa de la rotura de tu electrodoméstico, al revés, esta allí para solucionarte el problema. Por ello: Proporcionale la máxima información posible antes de que acuda al domicilio; Indícale la marca, el modelo y el problema que tienes, irá mas preparado, llevará recambios y así no tendrá que volver con la pieza en cuestión. Sé amable, esto no quiere decir que lo invites a comer, pero reducirá tensiones, trabajará mas cómodo y diagnosticará la avería antes. Despeja la zona de trabajo, procura que el técnico tenga acceso libre al electrodoméstico, retira enseres, ropa, platos, etc. De este modo se reduce el tiempo de trabajo y su coste. Y recuerda, por regla general el técnico no es un ogro, son personas como tu y como yo que pueden tener errores o un mal día, por todo ello ¿te gusta trabajar en un buen ambiente? a ellos también.

Hasta aquí mi recomendación para que la reparación de tu electrodoméstico sea un poco mas económica de lo que puede llegar a ser, son de sentido común, pero si aplicas estos cinco pasos y no acudes a lo mas rápido notaras la diferencia. Mucha suerte y si das con el técnico idóneo conserva su tarjeta como oro en paño.

Opiniones

No hay opiniones.

    Escribe tu opinión